Testimonios

Programa de AHA

Nombre y apellido: Silvia E
Edad: 29 años
Profesión: Tecnóloga en Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras

¿Dónde te fuiste?
Estuve en Destin Florida y Marco Island Florida, con la American Hospitality Academy

¿Cuánto tiempo estuviste?
Un año

¿Para que te sirvió la experiencia?
Fue la mejor experiencia de mi vida y me sirvió para que en futuros trabajos tenga bases sólidas para desempeñarme muy bien y si tengo mi propia empresa saber como manejarla.

¿Cómo te ayudó la pasantía en el extranjero para conseguir el puesto que ocupa hoy?
Hasta ahora estoy teniendo algunas entrevistas en diferentes empresas, no solamente en hoteleria sino abriéndome a otras posibilidades.

¿Qué le recomendaría a alguien que quiera seguir sus pasos?
Que no vaya a perder esa oportunidad, porque son las mas enriquecedoras de la vida, conocerán gente nueva y sabrán que son capaces de lograr cosas que nunca pensaron lograr.


¿Por qué te conviene ir?
Porque son las experiencias que se viven intensamente, te dejan muchas enseñanzas, algunas buenas y otras que no lo son tanto pero son las que te dan fortaleza para seguir adelante.

¿Dónde le aconsejarías a otros que vayan?
Para mi el lugar es lo de menos, lo importante es que sea fuera de su país de origen donde tengan que defenderse solos en todo.

¿Cómo debe plantearse el viaje?
Tiene que verse los puntos positivos y negativos, pero les aseguro que serán mas los positivos y toca tomar esos riesgos en la vida y verán que vale la pena.

¿Qué trabajos le conviene hacer allá?
Si pueden trabajar en sus carreras perfecto, sino trabajen en lo que se les presente, que todo es aprendizaje y creciemiento.

¿Cuánto ganaste por mes en promedio?
8.50 dólares la hora

¿En qué gastaste el dinero?
Compre algunas cosas que necesitaba, pero la mayoría lo tengo ahorrado y con el estoy viviendo mientras encuentro trabajo.

¿Qué fue lo que más te sorprendió?
Darme cuenta que puedo desempeñarme en cualquier empleo y vi los frutos con mi carta de recomendación y que las personas a las que atendí no querían que me fuera.